En estos días, se cumple un poco más de dos años que tomé la decisión de renunciar a mi trabajo, enfrentándome con una de las experiencias más retadoras de mi vida: Ser mamá de tiempo completo.

He de confesar que al principio todo era más fácil,  era un ritmo de vida completamente diferente al que había estado manejando por los últimos 10 años, pues ya no tenía que preocuparme por la tensión causada por dividirme entre mi vida laboral y familiar. Al paso de los días, el agobio empezó a manifestarse; necesitaba organizarme y establecer metas sobre cuál era la vida que quería para mi familia y para mí, por lo que tuve que aplicar la organización y planeación que llevaba a cabo en mis días de oficina.

A continuación te comparto en cinco pasos súper útiles, cómo es que he logrado el establecimiento de metas personales:

  1. Identificar qué es lo más importante en tu vida; salud, familia, pareja, independencia financiera, crecimiento espiritual, desarrollo profesional etc.
  2. Para cada una de tus “áreas de vida” identificada previamente, crea una visión. ¿En qué crees? ¿Hacia dónde quieres llegar? ¿Cómo te visualizas en corto o largo plazo?, ¿Cómo quieres ser recordada?.
  3. Llegó la parte de ser honestos; Para cada área que has identificado ¿cuál el status actual? , ¿en dónde te encuentras?
  4. Establece metas. Hace años en el establecimiento de objetivos corporativos aprendí el método SMART, ahora lo aplico personalmente; Nuestras metas deben ser:  Específicas  y concretas (Specific), deben de ser medibles (Measurable), alcanzables y posibles (Achievable), realistas y dentro de nuestras posibilidades (Realistic) y se deben de realizar en un tiempo definido (Timely)
  5. Sigue tu progreso y hagamos de este 2017 el año en el que alcancemos nuestras metas y nuestros sueños.

#FelicesMetas2017

Anuncios