Cuantas veces haz escuchado que debes dejar de perseguir tus sueños, qué pasas demasiado tiempo trabajando por algo aún lejano, que aterrices y te abandones en la cotidianidad.

No lo hagas, NO RENUNCIES, no dejes que nadie cuestione tus metas, quizá el camino sea largo y pesado pero así son las cosas que valen la pena.

No renuncies porque aún estás empezando

¡Ánimo, que estamos de vacaciones!
Disfruten a su familia, recarguen de ella muchas pilas y sigan trabajando por lo que quieren.

Anuncios