IMPORTANTE, esta publicación contiene únicamente mi opinión y punto de vista como madre de familia, no como psicóloga, psiquiatra o experta en el tema del suicidio adolescente. Contiene SPOILERS.

De acuerdo a mi planeación mensual hoy tendría que publicarles algunas reseñas sobre los   libros infantiles, que de acuerdo a mis hijos,  no deben de faltar en casa, sin embargo he decidido hacer un ajuste de última hora y escribirles mi opinión sobre la serie de Netflix  “13 Reasons Why”, adaptación de la novela del mismo nombre. Mi cambio de programación no obedece a cuestiones de mercadeo o alguna colaboración en particular, sino a una inquietud sobre la temática principal de esta serie y su manejo entre los más jóvenes;

“13 Reasons Why” es la historia de la estudiante de preparatoria Hannah Baker, su suicidio y cómo después de su muerte dejó 13 cintas grabadas y  asignadas a personas que de  una u otra manera “contribuyeron” a su muerte.

Considero que la serie (me encantaría leer el libro), toca el tema del suicidio como una salida  a un sistema que ha fallado en la detección oportuna de señales de alerta entre amigos, conocidos, maestros y padres ; Nos muestra a una Hannah con muchos matices pero siempre vulnerable y frágil ante quienes quebraron su espíritu al ser víctima continuamente de sucesos poco afortunados desde chismes, bullying e intimidación hasta violencia sexual. Si bien no estoy de acuerdo en que Hannah culpe a otros por la responsabilidad sobre su decisión de quitarse la vida,  reconozco que falló su red de apoyo, esa que debió señalar que hay una y mil formas de seguir adelante y continuar con su vida.

Como mamá, el tema de suicidio adolescente me impactó de sobremanera y puso una alerta importante. Debemos  tener un acercamiento especial con nuestros hijos y enseñarles que siempre los apoyaremos, que no están solos y que siempre podrán superar cualquier obstáculo. Necesitamos ser empáticos, compasivos y necesitamos enseñarles a resolver y enfrentar los problemas, jamás renunciar ni huir.

El suicidio nunca será una solución ni una salida.

Anuncios