¿No te ha pasado que tienes días de pesadez, en dónde inexplicablemente sientes una carga nada agradable de energía negativa. Seguramente estas rodeada o hay alguien cerca de ti, que de alguna forma se siente “amenazado” u opacado.

Me refiero a aquellos individuos de personalidad tóxica, siempre al pendiente de tu vida, de tu trabajo, de tu rol como madre, que sienten satisfacción hablando a tus espaldas, demeritándote y tratando de que tu autoestima y seguridad se vean mermadas por sus comentarios malintencionados.

No desperdicies tiempo, angustiándote o pasando un mal rato con personas llenas de negatividad. Recuerda que ignorar a quien trata de hacerte menos es quitarle el poder de actuar sobre ti. Rodéate de quien te inspire a seguir adelante y excluye de tu vida a quien se burla, ofende o menosprecia.

Las personas felices y plenas no critican a los demás y si lo hacen es porque son incapaces de ocuparse de ellos mismos.

Anuncios