KONMARI: ORDENANDO LIBROS (MI EXPERIENCIA)

¿Recuerdas que hace algunos meses publiqué un post con “Un primer acercamiento al método KonMari? 
Pues ahora te comparto el siguiente video con  mi experiencia en su aplicación, específicamente a la hora de ordenar libros
No te pierdas el siguiente video:
Anuncios

TODO SOBRE LOS TERRIBLES BERRINCHES

Un berrinche es la forma en la que nuestros niños piensan consciente o inconscientemente que obtendrán lo que quieren de nosotros, aunque no necesariamente se salgan con la suya.  Acompañame en este video a descubrir los tipos de berrinches que he clasificado en una forma divertida, de acuerdo a la experiencia con mis hijos.

 

NO TRABAJO| SOY AMA DE CASA

¿Pero de qué te cansas si  tú no estás 8 horas en una oficina? , ¡Ay amiga es que tú tienes tooooooodo el tiempo del mundo!, es que tú no trabajas, no haces nada….

¡Basta!

Estas frases han sido  una constante estos últimos meses y aunque  sigo dedicándome  a dar clases a distancia a  nivel universitario, aparentemente por el hecho de no estar encerrada en una oficina y estar al pendiente de la organización y cuidado de mi casa y mi familia, no es suficiente.   Esas personas han de pensar que las  tareas de casa y actividades  docentes se hacen solas  y la reina de la casa  ( yo ) se dedica a contemplar  amaneceres y atardeceres, mientras el tiempo pasa sin hacer nada.

¿En qué momento el papel de la ama de casa se ha convertido en un rol menor sin importancia? ¿El hecho de no “mantener”  o solventar gastos familiares, implica que no haces nada? ¿Ser despertador, cocinera y mesera,  muchacha del aseo y lavandera, enfermera (o curandera si se necesita), niñera,  maestra, psicóloga, contadora, dictador y hasta referee y mediadora de conflictos, ¿es no hacer nada?.

Señoritas feministas mal enfocadas, por favor  no escupan para arriba y nunca digan yo nunca, porque como bien me dijo hace años mi madre – ” más rápido cae un hablador que un cojo”. Organizar una casa y  criar  hijos, no  es un trabajo menor y mundano.  No somos sumisas ni vivimos explotadas, no somos  ignorantes, no somos flojas, ni fodongas (solo algunas veces) y no por no tener un súper cheque o sueldo igual al tuyo, significa que no somos productivas ni estemos aportando nada a nuestra familia y a la sociedad.

Señores maridos, si es el caso de tu esposa, valórala, presúmela, porque ella no tiene un horario definido de 8 horas, está disponible las 24 horas, los 365 días del año y por supuesto es una diosa multitasking digna de admiración….aunque ella no sea la que pague las facturas.

Y a ti querida  que me estás leyendo,  dignifica nuestra labor, recuerda SI trabajamos. Somos Amas de Casa

 

Un Primer Acercamiento al Método KonMari

Tender camas, fregar pisos, sacudir muebles, lavar y doblar ropa, limpiar baños, ordenar libros y  juguetes…. repita esto por la eternidad hasta que tu  casa parezca salida de fotografía de catálogo. Todo está en  su lugar, pero  de pronto te llenas de frustración, algo hace falta y te das cuenta que necesitas otro método de organización porque él que estas llevando a cabo simplemente no está funcionando, estas exhausta y  en unos minutos es probable que tu casa vuelva a estar como antes.

Este ha sido la constante en casa durante los últimos meses, lo que me ha llevado a investigar nuevas formas de ordenar y organizar, de realizar ajustes y proponer un esquema de organización familiar.  Leyendo a varias compañeras blogueras tuve un pequeño encuentro con el Método KonMari;   propuesto por Marie Kondo, autora y consultora en  organización,  este método conjunta  la filosofía de oriente y  la organización feng shui  apoyados en el  coaching inspiracional.

Kondo autora del bestseller The Life-Changing Magic of Tidying Up: The Japanese Art of Decluttering and Organizing basa  su premisa en  la “descomprensión”, en la eliminación, descarte o purga…. ¿difícil, no? Básicamente la filosofía detrás de este método se puede resumir en los siguientes puntos:

  • Al estar haciendo eliminación es importante considerar en  quedarte  únicamente con aquellas cosas que realmente te hagan feliz,  más allá de apegos sin fundamentos.
  • Al estar haciendo la limpia deberás realizarla por categorías, contrario a lo que comúnmente hacemos al hacerlo por habitación. La autora supone que al estarlo haciendo de esta manera y realizarlo por objetos similares (juguetes, fotos, libros, etc), estarás limpiando por todo la casa y no limitada a un solo espacio de la casa.

Aún tengo que conocer  más detalles sobre este método, además de ver que tan aplicable  y funcional resultaría en la organización de casa, aunque confieso que me gusta la idea de ir enseñando a los niños a tomar decisiones (a través de la eliminación) y que aprendan a “soltar” a temprana edad.

¿Tu conocías este método?, ¿Qué recomendaciones puedes hacerme?

Disfrutando El Caos, el Desafío de 3 Hijos.

– ¿Te imaginas  cómo sería nuestra vida sin la beba?-, pregunto recurrentemente a mi marido cada vez que  la veo dormir.

Si bien  fue todo planeado, sin sorpresas , la decisión de embarazarme estaba llena de incertidumbre, dudas y  temor sobre nuestro futuro como familia, el cambio de nuestra dinámica, la logística y los retos que cómo padres íbamos a enfrentar. Racionalizamos la decisión, hicimos números (sí, lo hicimos)  y por fin, nuestra familia estaba lista para crecer.

La verdad, todo ha sido un reto;  mis dos hijos mayores todavía son relativamente pequeños y  como todo niño requiere seguimiento, energía y atención. A continuación te daré algunos de los desafíos a los cuales seguramente te enfrentarás si decides ir por el tercero:

  • Vivirás cansada, exhausta diría yo y por si fuera poco, nadie querrá darte la mano para cuidar a los 3 juntos porque ya son multitud.
  • Ninguno tendrá las mismas necesidades al mismo tiempo y lo que te ha funcionado con uno, no necesariamente funcionará con otro.
  • La casa, el coche, los lugares en dónde estén, siempre serán muy ruidosos.
  • De pronto te convertirás en la señora gritona a la cual tanto criticabas cuando no tenías hijos.
  • Tendrás menos horas de sueño, más ropa y trastes que lavar. Te faltarán manos, visión periférica y poderes sobrenaturales.
  • El gasto familiar se incrementará considerablemente (¡glup!)
  • Nunca comerás comida caliente y engordarás básicamente por las sobras  de todos tus hijos.
  • Tendrás compañía hasta en el baño, por lo que perderás todo pudor y te acostumbrarás al público de inodoro.
  • Te encajarás legos en los lugares más inhóspitos de tu bello cuerpo.
  • La logística será un poquito más complicada, nuevos horarios, agendas, rutinas, dietas….pero lo lograrás.

En resumen, la idea de tener un tercer bebé, representará una dura prueba,  de  ajustes,  renuncias  y hasta dificultad para dividir la atención,  sin considerar que cada uno de tus hijos tendrá  una personalidad única  logrando ser  villanos y héroes a la vez.

Pero todo eso no es nada con el disfruté de ver cada uno de los éxitos de esas pequeñas  personitas; un diente de leche que se cae, la primera vez sin pañal, un gol o un concurso de oratoria…. sus logros  valdrán todo cansancio.

La casa, las camas, ropa sucia y sin fin de cosas por hacer siempre estarán ahí….mis hijos crecerán rápidamente, así que mientras eso sucede,  disfruto el caos y esas fiestas diarias a la hora de la cena con mis tres invitados de lujo.