#ElRETODELMATRIMONIO| Carta a los que se casan

¿Te ha pasado esa sensación de gusto al encontrarte dinero en algún abrigo que tenías ya casi olvidado?

Pues bueno, te cuento esa misma sensación la tengo en este momento y no precisamente por algo material,  sino porque al intentar arreglar y deshacerme de un montón de libros y papeles, me he encontrado con una carta que me entregaron mis padres el día de mi boda hace 12 años.

Aún recuerdo que me la dieron momentos antes de salir rumbo a la iglesia, la recibí, leí y agradecí entre prisas, llantos y nervios; Es ahora 12 años después, 3  hijos y muchas anécdotas familiares,  que  me hace muchísimo sentido todo lo que esta carta dice.

El diá de hoy te quiero compartir las palabras de mis padres, en lo que estoy segura se apoyaron en su gran  experiencia de  matrimonio de 50 años

A los que se casan:

Si le entregas tu ser devotamente a quien con gran amor has escogido y los dos serán uno eternamente, a seguir diez consejos te convido:

  1. Las costumbres de novios nunca olvides
  2. Arréglate. Conserva tu persona
  3. Lo tuyo es de los dos
  4. No Dilapides
  5. Demuéstrale tu amor
  6. Piensa y razona
  7. Di siempre por favor, si algo le pides
  8. De humanos es fallar, digno es perdonar
  9. Si hay enojo, que acabe el mismo día (pues no hacerlo produce cicatrices)
  10. Si está triste, procúrale alegría

Te juro así serán: ¡Siempre felices!

Estos consejos no solamente los he aplicado yo, sino también mi marido. No ha sido  tarea fácil pues la vida nos ha puesto frente a pruebas difíciles, pero más allá de los momentos amargos y tristes que hemos sorteado juntos, nos quedan muchas risas, muchos sueños  y sobre todo  demasiado amor.

Gracias a mis padres por sus consejos.

 

 

Anuncios

DE TAL PADRE… TAL ESPOSO

Por ahí he escuchado un par de veces, que las mujeres consciente o inconscientemente buscamos que nuestras parejas tengan algún rasgo físico o de personalidad que de una u otra forma nos recuerde a nuestro padre….y creo que yo  no soy la excepción.

Siendo la menor y única mujer después de 4 hombres siempre fui  una niña muy protegida y pegada a él; Desde que tengo uso de razón Don  Viti – mi papá -,  siempre ha sido  el fiel amigo y compañero de mi madre, teniendo  rol  de apoyo  en activades domésticas y de crianza y a diferencia de muchos hombres de esa época, el nunca tuvo empacho en estar presente en mis actividades escolares y extracurriculares.  Con el tiempo en mi adolescencia y mi  paso por la  universidad, también se convirtió en mi cómplice de travesuras,  en mis llegadas a deshoras en noches de parranda,  acompañándome a escoger el atuendo perfecto para cada ocasión y siendo siempre mi  incondicional después de un trago amargo o un corazón roto.

Ya han pasado varios veranos desde  mis tiempos aventureros; senté cabeza, me gradué, conseguí un buen trabajo y en él,  conocí y me casé con el amor de mi vida; José (así llamaremos a mi marido),  es de una personalidad única, es el hombre – literalmente- más inteligente que conozco, el más trabajador, honesto, además es el vivo ejemplo que  la integridad, el esfuerzo y la dedicación si te abren puertas.

Mis hijos son unos niños muy afortunados de tenerlo a él como padre y a Don Viti como abuelo (nano como se define él), cada uno con su personalidad y muy a su estilo son un gran modelo a seguir:

  • Ambos son hombres de familia
  • No solo hablan, escuchan a los niños; sus necesidades, sus miedos, sus ilusiones…¡vaya, hasta se ríen de sus malos chistes!
  • Son orgullosos de demostrar el amor que sienten, no existe temor a un te amo, a un abrazo o un beso.
  • Apoyan sin refunfuñar en labores domésticas; enseñandoles a los niños que el trabajo en casa en un trabajo en equipo.
  • Enseñan la importancia del trabajo y la responsabilidad.
  • Ambos toman tiempo aun en el agobio y en el cansancio para apoyar a sus hijos; ya sea en eventos deportivos, escolares o juegos en casa.
  • Elogian no solo critican. Buscan el lado blanco de las cosas, el vaso lleno, el lado siempre positivo.
  • Disciplinan cuando es necesario.
  • Tratan a todos por igual; chicos, grandes, doctores o domésticos. Todos merecen respeto, todos somos iguales.
  • Se aseguran que sus hijos, sepan cuanto aman a sus esposas. Son leales y siempre nos tratan con respeto.

Mi esposo, tiene una gran relación con mi papá;  son socios de vida que sin buscarlo y creo que sin reconocerlo (aún) comparten grandes rasgos comunes y sobre todo y más importante un gran amor por su familia, por sus hijos|nietos y por supuesto….por mi.

Los amo, feliz día del padre. Son grandes

Atentamente, la niña de sus ojos.

 

Enamórate de tu mejor amigo…

Prometí que este año no me iba a dejar llevar por la euforia consumista del 14 de febrero,  pero  a reserva que tengo este día como una excusa perfecta para atiborrarme desenfadadamente de los  chocolates que tengo escondidos en casa,  también quiero aprovechar para confesar por qué  estoy perdidamente enamorada de mi mejor amigo:

  • Es la persona más inteligente, honesta, responsable y justa que conozco.
  • Es el perfecto compañero de buffet, noches  bohemias  y trasnochadas.
  • Tiene una fe ciega en mí y en lo que todavía puedo llegar a ser.
  • No juzga mis gustos musicales.
  • Ha estado a mi lado en los momentos más felices y en los tragos más amargos.
  • Ríe misteriosamente al verme correr, bailar o intentar algún deporte.
  • Podemos comunicarnos sin hablar.
  • Desde el día que lo conocí, decretó que nuestra relación sería para siempre.
  • Hemos crecido y cambiado juntos (metafórica y literalmente)
  • En todo momento me hace sentir especial; Aun y con cara amarilla, ojos llorosos, una que otra cana y arruga que ya se asoma, para el siempre seré  hermosa y única.
  • Jamás da un paso para atrás, persigue sus sueños y nunca se da por vencido.
  • ¡Es guapísimo!

Si no lo haz descifrado mi mejor amigo también es mi esposo, nuestra relación se basa en el respeto, la confianza, honestidad, lealtad y amor incondicional. No todo es perfecto,  tenemos malos momentos, rutinas, cansancios y preocupaciones, pero siempre  trabajamos en nuestras diferencias y permanecemos juntos luchando. ¿No se trata también de esto la amistad?

Bien decía Friedrich Nietzsche, que no es la falta de amor, sino la falta de amistad lo que ocasiona matrimonios infelices, entonces enamórate de tu mejor amigo como yo.

Te amo mi Enrique.

Un día encontré que mis hijos no eran felices…

Un día encontré que  mis hijos no eran felices…

Yo sabía que si quería seguir creciendo o posicióname en mi trabajado, era necesario pasar más horas en la oficina,  lo que significaba pasar menos tiempo en casa y estar ausente de los momentos importantes en la vida de mis niños:  Me perdí  festivales del día de las madres,  asambleas,  juegos de soccer y fiestas infantiles, me  encontraba  en una encrucijada y tomé una decisión:   Tener un  rol protagónico en la educación y crecimiento de mis hijos, ahora mi trabajo más importante es cuidar, formar y amar a estas pequeñas personas que tengo en casa.

Si bien no fue una decisión fácil y como todo tiene su lado bueno y lado malo (ya les contaré), uno de los beneficios que yo he encontrado en esta decisión fue el tener más tiempo para dedicarme a ellos y cumplir con  mi meta de hacer de ellos unos niños felices y sanos.

¿Cómo lograrlo?

Pudiera ver miles de artículos , libros, videos o blogs de cómo hacerlo, pero realmente no contamos con un instructivo de cómo hacerlo; Lo que si estoy segura es que los niños necesitan tiempo y atención por parte de sus padres, ellos se tienen que sentir importantes y amados. Para ello te enlisto una serie de actividades que nos han ayudado a fomentar este comportamiento:

  • Haz de la comida un tiempo de convivencia: Adiós celulares y tabletas. Volvamos a los tiempos de antaño en dónde era en la mesa en dónde salían las mejores conversaciones.
  • Realicen juntos tareas escolares.
  • Practiquen juntos/ Apoyen en algún deporte o pasatiempo
  • Lean juntos. Cuando  sean niños pequeños tu puedes leerles, cuando son grandes compartan e intercambien ideas sobre algún libro.
  • Participen en actividades religiosas como algún apostolado o bien si no son una familia creyente, involúcrense todos juntos en alguna actividad altruista.

En resumen,  sin que olvidemos que las normas y la disciplina existen,  debemos recordar que el tiempo que pasemos en familia, debe ser de calidad, divertido y será –  mi forma de verlo-, una  manera de asegurarnos de desarrollar niños felices y  sanos física y emocionalmente.

 

 

Nota Personal: Esta publicación esta basada en mi opinión y experiencia personal, no soy psicóloga ni tengo la verdad absoluta. Cada familia, cada mamá trabajadora tiene su propia historia, lo que sí es que espero que algún día existan las condiciones necesarias para que  todas podamos estar apoyando en todos los aspectos a nuestros hijos y poder seguir creciendo como profesiostas sin que se nos etiquete. ¿se pide mucho?