#ElRETODELMATRIMONIO| Carta a los que se casan

¿Te ha pasado esa sensación de gusto al encontrarte dinero en algún abrigo que tenías ya casi olvidado?

Pues bueno, te cuento esa misma sensación la tengo en este momento y no precisamente por algo material,  sino porque al intentar arreglar y deshacerme de un montón de libros y papeles, me he encontrado con una carta que me entregaron mis padres el día de mi boda hace 12 años.

Aún recuerdo que me la dieron momentos antes de salir rumbo a la iglesia, la recibí, leí y agradecí entre prisas, llantos y nervios; Es ahora 12 años después, 3  hijos y muchas anécdotas familiares,  que  me hace muchísimo sentido todo lo que esta carta dice.

El diá de hoy te quiero compartir las palabras de mis padres, en lo que estoy segura se apoyaron en su gran  experiencia de  matrimonio de 50 años

A los que se casan:

Si le entregas tu ser devotamente a quien con gran amor has escogido y los dos serán uno eternamente, a seguir diez consejos te convido:

  1. Las costumbres de novios nunca olvides
  2. Arréglate. Conserva tu persona
  3. Lo tuyo es de los dos
  4. No Dilapides
  5. Demuéstrale tu amor
  6. Piensa y razona
  7. Di siempre por favor, si algo le pides
  8. De humanos es fallar, digno es perdonar
  9. Si hay enojo, que acabe el mismo día (pues no hacerlo produce cicatrices)
  10. Si está triste, procúrale alegría

Te juro así serán: ¡Siempre felices!

Estos consejos no solamente los he aplicado yo, sino también mi marido. No ha sido  tarea fácil pues la vida nos ha puesto frente a pruebas difíciles, pero más allá de los momentos amargos y tristes que hemos sorteado juntos, nos quedan muchas risas, muchos sueños  y sobre todo  demasiado amor.

Gracias a mis padres por sus consejos.

 

 

Anuncios

MAMÁ “MULTITASKING”|10 Consejos para lograrlo

Soy mamá de tres, paso tiempo completo en casa y ya me he acostumbrado a estar haciendo varias actividades al mismo tiempo, a veces interrumpiendo una cosa para seguir con otra y después volver a priorizar para determinar con que continuar.

Si bien hoy no imagino pasar mis días atrás de un escritorio,  tengo que confesar que siento la constante necesidad de seguir retándome profesionalmente y con ello  se ha vuelto un poco  más complicado el arte de realizar más de 3 tareas simultáneamente;  Ser mamá y esposa, profesionista, docente  y emprendedora.  Hoy tengo los siguientes consejos que he intentado aplicar en mi estructura y logística diaria:

  1. Llénate de listas. Que es lo que tienes que hacer, cuáles son tus pendientes, citas a acudir, cuentas por pagar etc.
  2. Lleva una agenda y un calendario (con información de tus actividades y la de tus hijos)
  3. Siempre cuenta con una red de apoyo, recuerda se vale pedir ayuda. En nuestro caso es mi esposo con quien puedo contar ya sea delegando responsabilidades o pidiendo apoyo para alguna actividad en particular.
  4. Ser Organizada
  5. Limitar distractores
  6. Establece tiempo para la realización de ciertas actividades. (Actividades domésticas durante la mañana, laborales por las tardes mientras los niños realizan tareas y los hobbies o programación de redes sociales cuando la familia duerme.
  7. Establece prioridades
  8. Establece tiempo para ti. Yo aprovecho las mañanas cuando los niños están en el colegio, la beba aun duerme, me regalo los 50 minutos más largos de la historia para un café, un libro y un buen baño
  9. Aprender a hacer renuncias y decir no.
  10. Se flexible, no siempre salen las cosas en el tiempo y en la forma en la que queremos. (Finalmente ahora yo soy la CEO de esta compañía)

Definitivamente ser multitasking no es fácil y quizá en el afán de querer tener todo bajo control cometa muchos errores y mi casa se convierta en un tremendo caos, pero no me preocupo porque nada  será más importante que el tiempo con mis hijos, la salud y la unidad en mi familia.

 

Empoderando a nuestros hijos, en este regreso a clases

Es el final de vacaciones de verano, muchos niños ruegan por regresar al colegio, mientras otros se resisten a la idea, relajados y alejados de la rutina. Como mamá espero que mis hijos se sientan satisfechos en todos los aspectos de su vida, incluyendo la parte académica, por eso tratamos que no exista ansiedad o incertidumbre de su parte ante una nueva etapa, asegurando una actitud positiva ante el inminente regreso  a clases. A continuación te comparto algunas acciones que tomamos en casa para lograrlo:

  • Los hacemos protagonistas en las compras y preparativos para el regreso a clases.
  • Realizamos ajustes de horario de forma gradual, de tal forma que tengan las horas de sueño necesarias para estar listos y de buen humor para aprender.
  • Fomentamos la integración, participación social del niño como un componente de motivación para ir al colegio. (Regresar a sus clases de soccer, el americano, vuelven a ver a sus amigos, etc)
  • Consideramos en cada uno de ellos, sus áreas / temas que despiertan su interés, para hablarles sobre ello y de esta manera  su motivación y deseo por aprender sean mayores.
  • Estamos conscientes que cada uno de nuestros hijos tienen una personalidad única y especial y diferentes formas de aprendizaje; mientras que para uno fomentamos el trabajo colaborativo y en equipo, en otro nos ayudamos del nivel de competencia como una motivación a ser mejor.
  • Trabajamos juntos en la planeación de objetivos claros y coherentes, para ello elaboramos en conjunto un tablero (vision board) en dónde ellos tienen un recordatorio visual de sus metas, sueños y objetivos.

Se fueron las vacaciones y quizá es tiempo de poner un poco de orden y recordar las reglas  y estructura de la casa. Ser firmes pero recordar que entre nosotros debe de existir una relación  abierta, respetuosa y positiva….somos una familia, estamos en el mismo equipo y estamos listos para regresar a clases.

 

 

Mientras dormías| La intención de las palabras

-“Háblale mientras duerme, dile lo mucho que lo amas y lo importante que es para ti y la familia”-.

Este definitivamente ha sido por mucho uno de los mejor consejos que me han dado en mi etapa de mamá y es que en esa época yo estaba embarazada nuevamente y uno de mis hijos presentaba  cambios de humor y de personalidad tan fuertes que  tenía miedo que esto  empezará a impactar negativamente en su desempeño académico y social y con ello su autoestima, seguridad y confianza.

La idea de susurrarle cosas lindas al oído tenía lógica; Básicamente era aprovechar su propio mundo de sueños, sin temores y sin preocupaciones para   “programar” positivamente al niño para que creyera al despertar en esas palabras;  El comportamiento del pequeño  cambió considerablemente y yo me quede convencida del poder de las palabras, a través de ejercicios de afirmación positiva tanto en ellos como conmigo misma*.

A lo largo de la implementación de la estrategia de afirmaciones positivas  hemos aprendido a estar más enfocados en lograr nuestros objetivos, a buscar mayores posibilidades y a eliminar los pensamientos y patrones negativos que interfieren con ello.

Me considero una mamá en constante aprendizaje, no  soy experta en programación neurolingüística o leyes de atracción o abundancia, pero es sumamente gratificante ver a mis hijos más  agradecidos, seguros de sí mismos, más motivados y comprometidos a lograr o superar obstáculos, entonces,  ¿porqué no ayudarles mientras duermen?

 

*Tengo la vida que deseo,  soy amada, soy agradecida,  soy positiva y optimista, elijo ser feliz y mis posibilidades son infinitas.

 

 

 

 

TODO SOBRE LOS TERRIBLES BERRINCHES

Un berrinche es la forma en la que nuestros niños piensan consciente o inconscientemente que obtendrán lo que quieren de nosotros, aunque no necesariamente se salgan con la suya.  Acompañame en este video a descubrir los tipos de berrinches que he clasificado en una forma divertida, de acuerdo a la experiencia con mis hijos.

 

Querida joven que miras y juzgas a la distancia.

Querida joven que miras y juzgas a la distancia.

Hoy a tus veintes te sientes libre, perfecta y cómoda con tus amigos, pasando una tarde de verano sin responsabilidades, sin temores y  sin el cuidado de nadie. Te veo claramente como me miras llena de prejuicios,  como si fuera la peor madre del mundo y casi apuesto a que prometerás jamás ser como yo.

Hace calor, lo único que yo deseo es estar por fin en casa, me resulta difícil darle por su lado al mismo tiempo  a 3 niños de diferentes edades, gustos y personalidades. Como resultado los niños pelean entre sí, yo ya perdí la compostura y paciencia y bueno, todo termina con mis niños haciendo una gran escena en público nada envidiable;  una bebé llorando a todo pulmón, un niño de 7 emberrinchado sin mover un dedo (literal) y un pre puberto con cara de pocos amigos.

Después de tratar de negociar, de contarles hasta 10, de  aplicar incentivos positivos (premio llegando a casa) y negativos (chancla llegando a casa),  no hay de otra, tengo que armarme de valor, respirar, voltearme e ignorar la situación. Te veo entonces mirarnos y susurrar con tus amigas. ¿Cómo pude tener tantos hijos?, ¿cómo es que los educó? ¿Por qué mejor no me quedo con ellos en casa?

No me conoces, no conoces a mis hijos, ni como los educo. Temo decirte que yo era igual que tu, pero ahora los papeles se han invertido. Déjame contarte algo,  la maternidad es maravillosa, pero también es difícil y cansada física y emocionalmente;  hoy soy la señora cuyos hijos inevitablemente podrán hacer  berrinches públicos, que se pondrán ruidosos o juguetones en el tráfico, en  un restaurant o en el cine.  Soy la señora que podrá manejar como una experta cada situación,  pero también soy aquella en la que los momentos de tensión se podrán desbordar y salir de control.

Podré ser un dictador con la disciplina, pero habrá días en las que jugaré a ser niña con ellos sin importar absolutamente nada. Habrá momentos malos, pero siempre habrá mejores, por lo que hoy te pido que porfavor…. No me juzgues, no me conoces.

 

.

 

DE TAL PADRE… TAL ESPOSO

Por ahí he escuchado un par de veces, que las mujeres consciente o inconscientemente buscamos que nuestras parejas tengan algún rasgo físico o de personalidad que de una u otra forma nos recuerde a nuestro padre….y creo que yo  no soy la excepción.

Siendo la menor y única mujer después de 4 hombres siempre fui  una niña muy protegida y pegada a él; Desde que tengo uso de razón Don  Viti – mi papá -,  siempre ha sido  el fiel amigo y compañero de mi madre, teniendo  rol  de apoyo  en activades domésticas y de crianza y a diferencia de muchos hombres de esa época, el nunca tuvo empacho en estar presente en mis actividades escolares y extracurriculares.  Con el tiempo en mi adolescencia y mi  paso por la  universidad, también se convirtió en mi cómplice de travesuras,  en mis llegadas a deshoras en noches de parranda,  acompañándome a escoger el atuendo perfecto para cada ocasión y siendo siempre mi  incondicional después de un trago amargo o un corazón roto.

Ya han pasado varios veranos desde  mis tiempos aventureros; senté cabeza, me gradué, conseguí un buen trabajo y en él,  conocí y me casé con el amor de mi vida; José (así llamaremos a mi marido),  es de una personalidad única, es el hombre – literalmente- más inteligente que conozco, el más trabajador, honesto, además es el vivo ejemplo que  la integridad, el esfuerzo y la dedicación si te abren puertas.

Mis hijos son unos niños muy afortunados de tenerlo a él como padre y a Don Viti como abuelo (nano como se define él), cada uno con su personalidad y muy a su estilo son un gran modelo a seguir:

  • Ambos son hombres de familia
  • No solo hablan, escuchan a los niños; sus necesidades, sus miedos, sus ilusiones…¡vaya, hasta se ríen de sus malos chistes!
  • Son orgullosos de demostrar el amor que sienten, no existe temor a un te amo, a un abrazo o un beso.
  • Apoyan sin refunfuñar en labores domésticas; enseñandoles a los niños que el trabajo en casa en un trabajo en equipo.
  • Enseñan la importancia del trabajo y la responsabilidad.
  • Ambos toman tiempo aun en el agobio y en el cansancio para apoyar a sus hijos; ya sea en eventos deportivos, escolares o juegos en casa.
  • Elogian no solo critican. Buscan el lado blanco de las cosas, el vaso lleno, el lado siempre positivo.
  • Disciplinan cuando es necesario.
  • Tratan a todos por igual; chicos, grandes, doctores o domésticos. Todos merecen respeto, todos somos iguales.
  • Se aseguran que sus hijos, sepan cuanto aman a sus esposas. Son leales y siempre nos tratan con respeto.

Mi esposo, tiene una gran relación con mi papá;  son socios de vida que sin buscarlo y creo que sin reconocerlo (aún) comparten grandes rasgos comunes y sobre todo y más importante un gran amor por su familia, por sus hijos|nietos y por supuesto….por mi.

Los amo, feliz día del padre. Son grandes

Atentamente, la niña de sus ojos.