SORORIDAD | #Sisterhood

 “Como mujeres, debemos defendernos a nosotras mismas. Debemos defendernos unas a otras. Debemos defender la justicia para todas.”  (Michelle Obama)

 

Tristemente y con mucha vergüenza  confieso que hubo un tiempo de inmadurez, en dónde acostumbraba a “lastimar” o  hacer menos a quien consideraba algún tipo de amenaza para mí. Hubo un tiempo en dónde inicié rumores y callé verdades, pasé de largo y no ayudé….

Hoy me arrepiento de muchas de esas acciones y aunque no puedo regresar el tiempo, lo que sí puedo hacer es ayudar a que esas historias no se repitan,  a buscar colaboración entre nosotras mediante la sororidad , ¿Qué es esto?.

Sororidad es comunidad, es agrupación, es amistad y reciprocidad entre mujeres que compartimos el mismo ideal y trabajamos para alcanzar nuestras metas; Hermandad, empatía y solidaridad entre mujeres para colaborar y apoyarnos y lograr la equidad e igualdad de oportunidades.

En pequeñas acciones diarias, podemos poner nuestro granito de arena para fortalecer lazos y buscar mayor empoderamiento femenino: ¿Qué hacer?

1.-  Di no al chisme; No des por hecho ni asumas algo que no es. NO inicies RUMORES.

2.- NO seas CRUEL, te burles o critiques el aspecto físico de alguien;  No te intimides por el atractivo de alguien,  ni tampoco JUZGUES  su forma de vestir, estilo  o maquillaje.

3.- Reconoce y CELEBRA a las mujeres inteligentes, pero recuerda que todas tenemos habilidades, competencias y talentos diferentes.

4.- NO excluyas ni LIMITES las oportunidades.

5.- Se empática

6.- No llames ni  permitas (independientemente de la situación) que se expresen de una manera baja y denigrante de alguna de nosotras.

Recuerda, debemos buscar  honrarnos y respetarnos unas a otras, en lugar de perder el tiempo queriendo lastimar o humillar a alguien, preocupadas por la vida y éxitos ajenos, más allá de ocuparnos de nuestra propia vida, nuestro propio avance y desarrollo.

Si alguna vez te herí o te hice pasar un mal momento, discúlpame.

Hoy estoy convencida que juntas somos más fuertes, no somos enemigos, no somos competencia.

 

 

.

 

 

Anuncios

“EMBRACE”

 

Mi marido está con los amigos, los niños tranquilos a punto de dormir en su cuarto. Yo aprovecho la oportunidad y la paz en la casa para consentirme; un poco de vino y queso y Netflix. Busco un documental que una de ustedes me recomendó a partir última publicación  acerca de la función odio-amor-aprobación con mi cuerpo post maternidad.

El documental se llama Embrace y trata acerca de nuestra aceptación; Taryn Brumfitt, Australiana, activista y madre de tres es quien lleva la batuta en este documental, compartiéndonos su historia y un recorrido por el mundo presentándonos experiencias con las cuales podemos identificarnos de una u otra manera. La premisa de este documental es que podamos primero como individuos y después como sociedad quitar estereotipos y rediseñar los ideales de estética y belleza “real”, buscando ante todo la propia aceptación a nuestro cuerpo.

Debo confesarles que ver este documental me aterrizo muchas cosas que he traído en la cabeza, me saco un par de lágrimas ver lo vulnerable que podemos llegar a estar y sentirnos al ser desvalorizadas por nuestro imagen. El efecto de los medios (e incluyo a algunos de los llamados “influencers digitales”), los cuales sin lugar a dudas son los culpables de la cosificación de las mujeres y la sexualización de las más pequeñas diciendo que todas deben crecer de manera perfecta, sexy, bellas y delgadas.

Quizá se tache de frivolidad (teniendo en consideración tantos problemas por los cuales la sociedad se enfrenta actualmente), sin embargo el tema de la distorsión de la imagen corporal, del rechazo / autoceptación y hasta el body shamming son experiencias en las cuales muchas de nosotros nos encontramos trabajando internamente.

Sin tanto rodeo les recomiendo ampliamente busquen este documental.

Para más información : https://bodyimagemovement.com/

 

Como juzgué a mi cuerpo y me reconcilié con él.

¡Ay!, pero ¿Qué le paso?,  ¿a quién se comió?, ¡pero tan flaca que estaba!, ¡que pellejuda quedó!,  Sus caderas no mienten, se le ve fatal ese bañador…  Frases como éstas,  hacen que alguien se sienta insegura y vulnerable  ante su propio cuerpo e imagen y aun peor cuando estas frases vienen de tus propios pensamientos.

Creo que todas en algún punto en el tiempo, hemos pasado por esta situación;  Yo fui aquella jovencita de cuerpo delgado, que celebraba a nombre de su buena  genética y  metabolismo, sin embargo  esa jovencita no consideró los cambios que vendrían  en su cuerpo por las hormonas y la   maternidad;

Soy mamá de 3, los primeros dos embarazos con cuatro años de diferencia entre sí, pasaron muy tranquilamente, subí muchos kilos, mismos que bajé inmediatamente, mi piel era tan noble que no hubo estrías ni piel floja en mi abdomen, mi viejos jeans de pierna ancha siempre me esperaban  y sabían que no los iba a defraudar. Pasando los años llegó el momento de un tratamiento hormonal para poder embarazarme de un tercer hijo, el embarazo llegó, sin embargo a las 17 semanas perdimos al bebé, quedando en una profunda depresión,  con un cuerpo lleno de hormonas,  un sobrepeso “descomunal”  y una autoestima por los suelos.

Pocos meses después, llegó la cereza del pastel, nuestra niña arcoíris. Era tanta mi felicidad que los cambios en mi cuerpo ya no me quitaban el sueño y aunque no lo crean, tampoco el hambre, sin embargo pasando los años me empecé a sentir sensible respecto al tema; Mi nueva figura estaba muy alejada de quien fui tiempo atrás, miraba muslos sin firmeza, senos que empezaban a sufrir los efectos de la lactancia extendida, unas caderas adornadas con estrías y un par de centímetros extras en cada ángulo de mi persona.

Ha sido un proceso lento y terapéutico, aún me encuentro quitando viejos vicios, cambiando hábitos y empezando nuevamente a ejercitarme,  a tratar de  ajustar esos malos pensamientos; Yo valgo por lo que soy, no por mis abdominales o rollitos y no te miento, claro que hay días, en lo que la batalla continua, pero trato de no aferrarme a lo negativo, soy feliz y disfruto lo que veo en el espejo. ¿La fórmula? , es simple,  soy hermosa,  cada parte de mi cuerpo es perfecta, única y especial. Mi cuerpo dio vida  y no lo pienso castigar, ni juzgar ni mucho menos esconder.

A darle gusto al cuerpo

(*Corre por el bikini y ríe histéricamente)

 

“Intenta que el niño que fuiste, no se averguence del adulto que eres”

A propósito del Día del Niño que está a la vuelta de la esquina. #TipDelDía

“Intenta que el niño que fuiste, no se averguence del adulto que eres”

Desde muy pequeña sabía con quien podía ser fuerte, voluntariosa, terca y obstinada y con quien podía sacar mi lado tierno y dulce . Soñaba con estudiar en aquella escuela que quedaba camino a a casa (ITESM), ser maestra de niños de otras nacionalidades, tener muchísimo dinero para comprarme mi propia máquina de escribir y tener una hermanita menor llamada Maya….

¿Qué pensaría esa niña mandona de mi? Creo que me daría una sonrisa sincera de aprobación, lo vamos haciendo como ella quería, vamos aprendiendo y reinventándonos juntas.

¿Qué pensaría aquel niño que fuiste de lo que hoy eres?

Sin embargo, ella persistió.

EL 8 de marzo se conmemora  el “Día Internacional de la Mujer”,   como una forma no solo de celebrar los avances  y logros de las mujeres en  los ámbitos político, social, económico o cultural, sino también como un llamado a la acción para acelerar la igualdad de género.

A propósito de la sensibilización que muchos de ustedes tendrán en esta fecha respecto a  los derechos de las mujeres, el sexismo  y  la violencia de género les quiero presentar  la historia detrás del dibujo de la artista Courtney Privett  titulado  #ShePersisted :

Todo empezó con un incidente en el Senado de Estados Unidos,  cuando Mitch McConnell – líder de la mayoría del Senado, intentará  que  la demócrata Elizabeth Warren  concluyera con  su discurso, hecho que logró que muchas mujeres (no soló estadounidenses sino  alrededor del mundo), se lanzarán con un llamado a también dejar de ser  silenciadas e ignoradas.

“Se le advirtió. Le dieron una explicación. Sin embargo, ella persistió”, fueron las palabras utilizadas por McConnel, palabras que se convertirían en un grito de protesta entre las mujeres  y fue aquí cuando nació #ShePersisted.

Courney Privett incorporó la frase en un dibujo que rápidamente se volvió viral a través de redes sociales, en él cual se  visualiza la figura de  una mujer que se enfrenta  a frases incómodas e insultos comunes:  “Serías más bonita sin tanto maquillaje, ¿estás en tus días? estás muy gorda/ muy flaca, eso es trabajo de hombres, ¿te vas a poner eso? , eso no es de niñas, ¿qué haces todo el día?, tienes demasiados hijos, ¿ya pensaste en tu reloj biológico?, mandona, feminazi,  las mujeres se quejan de todo, ¿cuándo dejarás de amamantar?, ¿dejas a tus hijos en guardería?, ¿ama de casa?, consigue un trabajo….frases que todas en algún punto en nuestras vidas hemos escuchado.

Sin lugar a dudas, todas hemos tenido algún  Mitch McConnell,  alguien que nos  etiqueta, señala,  juzga y nos ha silenciado. Hoy 8 de marzo celebremos, pero busquemos crear un mundo más inclusivo, tomemos acciones concretas para eliminar la desigualdad, la violencia  de genero… y persistir.

 

El Legado de Michelle

A pocos días de que Barack Obama  deje la presidencia  de Estados Unidos a cargo de Donald Trump, me gustaría hablar un poco de su esposa  Michelle Obama ,  su trabajo, su gran estilo y el hueco difícil de llenar que dejará en la Casa Blanca.

Madre de Malia y Sasha, la originaria de Chicago, estudió Sociología y Estudios Afroamericanos en la Universidad de Princeton y se graduó de la  Facultad de Leyes de Harvard. Trabajó  con el bufete de abogados Sidley & Austin  y fue Comisionada Asistente de Planificación y Desarrollo en la Alcaldía de Chicago.

Michelle fue Decana Asociada de Servicios Estudiantiles en  la Universidad de Chicago  y posteriormente Vicepresidenta de Asuntos Externos y Comunitarios del Centro Médico de la misma universidad.

Como Primera Dama, ha inspirado a muchísima gente, primero con el apoyo incondicional a su esposo Barack,  con su gran carisma, su gracia y  sus poderosos discursos,  estando al frente de movimientos por la niñez (específicamente en  contra  de la obesidad infantil y la importancia de realizar ejercicio físico  y en movimientos por la igualdad de género y derechos de la mujer

Además es y seguirá siendo un  icono  no solo por su inteligencia sino también por su porte y estilo;  Durante los últimos 8 años, Michelle ha  sido alabada por vestir con elegancia desde  marcas como H&M  o J.Crew hasta diseñadores  como Carolina Herrera, Ralph Lauren o Narciso Rodríguez, inclusive en estos años ha sido protagonista de varias portadas en la revista Vogue.

Si bien, cuenta con algunos detractores,  por su apoyo al matrimonio igualitario, o simplemente culpable por asociación, (por aquellos que no están de acuerdo con las políticas de su marido),   de algo podemos estar seguros; Michelle Obama ha marcado pauta en la Casa Blanca y  será recordada como una de las mejores Primera Dama de la historia, por ser  una madre trabajadora,  inteligente, carismática, divertida y  segura de si misma a la que admiramos profundamente.

Hasta pronto Michelle.